Mujeres hay que quitarnos de la mente la idea que por no ser extremadamente flacas, delgadas, acuerpadas o de un buen peso significa que no podemos lucir guapas, lindas y atrevidas.

Nada más miren estas fotografías donde las modelos son de dos diferentes (extremas) tallas y ambas lucen hermosas, geniales. No cabe duda que nada más nos falta conocer un poco más de moda y acomodo de las garras a nuestro cuerpo para vernos igual, Lo de la actitud ya es otro tema.

Chequen nada más:

Flaquita y gordita; ambas hermosas. Ninguna se ve fachosa ni vulgar. No hay lonjas desbordandose ni brazo tamalero.

Super s-xys y elegantes.

La moda como te acomoda, la falda en la chica curvy la hace ver super cómoda sin perder el estilo.

¡ESTAAAY GRITANDAAA, ME ENCANTÓ ESTE TRAJECITO DE AMBAS!

Claro que se puede niñas:

Casual rompiendola:

Elegantes: ellas.

¡A romper la Tusa, jajajaa!

Siendo sincera me encantaron más como los outfits relucían en la chica curvy. Esto solo es una idea de que nuestro cuerpo no es un impedimento a mostrar nuestro lado s-xy, snsual y guapa. Todo es cuestión de seguridad, de quitarnos miedos, animarnos a usar prendas que quizás no estamos acostumbradas, sin importarnos lo que otros opinen o nos critiquen o digan; ¡ahora porqué tan diferente!… contéstenles: Porque quiero y qué te importa. Jajajajajaajaja.