Los suéteres son el clásico del otoño, te cubre perfectamente del frío, pero es ligero por si llega a hacer calor. Ahora, muchas odiamos las prendas que cubren demasiado porque nos sentimos sofocadas. No te estréses más, tenemos la solución ¡Un suéter grandote! Suena raro que una prenda de talla más grande te deje respirar pero el plan es usarlo como vestido.

Un suéter color azul rey no sólo se te verá fabuloso como vestido, sino que destacará entre los colores clásicos del otoño, que son cafés o rojos.

Uno rojo será tu prenda favorita de otoño, incluso puedes extender el uso de tu nuevo “vestido” favorito hasta navidad, que también usa este tipo de colores.

Los blancos reemplazarán a tu Little White Dress. Además, se verá espectacular con unas medias negras, para que puedas llevarlo, incluso, a eventos formales.

Que tu suéter lleve relieve le dará un plus a tu look, pues así puedes usar zapatos o bolso sin nada de textura ¡Y aun así lucirás glamurosa!

Si no te gusta lo holgado, puedes mejorar tu jersey con un cinto en el centro. Incluso puedes “mejorarlo” quitando algunas partes de los hombros o espalda.

Uno en tono neutro le quedará perfecto a tus botas y botines ¿Por qué? Porque generalmente usamos botas negras o cafés; y estos tonos se llevan de maravilla.

Los suéteres en color negro es el más clásico de todos, porque te dará un look clásico del verano…

…incluso puedes usar el negro para adaptarlo a tu estilo. Por ejemplo, si tu estilo es más alternativo, puedes combinarlo con unas medias de red o botas de combate.

El cuello de tortuga dará ese equilibrio, por la falta de prenda en las piernas. Así no estarás ni lucirás tan fresca.

Solo proyéctate con uno gris, tus botas más altas negras y unas medias ¿Te ves como la más guapa y mejor vestida del otoño? ¡Yo creo que sí!

 

Sígueme en mi cuenta de instagram: La Hija de la Chingada